domingo, 5 de agosto de 2012

Trabajo Dirigido IB Superior (Merino, 2011)




Trabajo Dirigido N°1
Literatura Mundial  





La Vida En Un Mundo De Tiempo Estancado”
(“1984” – “La Metamorfosis”)





The Mackay School
Bachillerato Internacional
Español A1
Nivel Superior
Cristóbal Merino Troncoso
N°Palabras: 1275



   A lo largo de la historia el tiempo ha cumplido un rol muy importante, debido a que representa el ayer, hoy y mañana, y gracias a este la gente adquiere la noción del tiempo y se puede ubicar en las diversas situaciones de la vida, pero en los libros “La Metamorfosis”,(1915), del alemán Franz Kafka, y “1984”, (1849), del escritor inglés Geroge Orwell, podemos apreciar que el tiempo como tal deja de ser importante pasando a planos inferiores de los que se encuentra contemporáneamente para llegar aun estado de estancamiento donde el antes nombrado “ayer, hoy, y mañana” desaparece perdiéndose su noción llevando a los personajes principales de ambas obras a un estado de aislamiento que posteriormente otorga negativas consecuencias para ambos. Entendiéndose como tiempo a la magnitud física que mide la duración o separación de acontecimientos sometidos a un cambio, de los sistemas sujetos a observación, estableciendo un pasado, un presente y un futuro.

   En el presente trabajo se analizará la pérdida del valor del tiempo en los personajes llevando a estos a la pérdida de noción y a la desvalorización de éste.

   La Metamorfosis es una novela en la que el protagonista, Gregorio, se transforma en un escarabajo y debe enfrentar el rechazo de su familia y el sufrimiento de tener que adaptarse a este nuevo cuerpo de insecto. Samsa pasa el resto de sus días encerrado en su habitación, durante este periodo de encierro al que se ve sometido Gregorio, se encuentra en un periodo de aislamiento, que no le permite establecer casi ningún contacto con el exterior, por lo que este personaje pierde la noción del tiempo y llega a un punto en el cual el tiempo y las circunstancias que lo rodean le dejan de importar, si bien al principio de la novela Gregorio presenta un interés por el tiempo y los acontecimientos que lo rodean,” Sus ojos se clavaron fijamente en la ventana, pero por desgracia, la niebla matinal que ocultaba el lado opuesto de la calle, había de infundirle pocos ánimos[1], lo que demuestra como ya se ha dicho que Gregorio presenta cierta preocupación por el estado del clima, o sea un interés por lo que lo rodea y pasa a su alrededor, interés que se pierde a lo largo de la novela, donde Gregorio se muestra desinteresado por el tiempo y cualquier acontecimiento cercano, por lo que se produce un cierto tipo de involución en el personaje, lo que lo lleva a la pérdida de la noción del tiempo y resignación, como se observa en la siguiente cita que se sitúa en el crepúsculo de la vida de Gregorio, “Algunas veces los huéspedes cenaban en el comedor, por lo tanto la puerta de Gregorio permanecía cerrada. A Gregorio esto ya le importaba muy poco, incluso algunas noches en que estaba abierta, en vez de aprovechar la situación, y sin que la familia lo advirtiese, se tumbaba en el rincón más oscuro de su dormitorio[2], la anterior acotación deja en evidencia la pérdida de valor del tiempo por parte  de Gregorio, ya que en vez de observar por la puerta o tratar de percatarse de los que acontece en su ambiente él decide quedarse en un rincón oscuro, cayendo a un estado de estancamiento donde el tiempo deja de transcurrir para Gregorio, perdiendo su importancia, por lo que a lo largo de la novela su interés y percepción del tiempo decrece de cierta forma que como se aprecia en la anterior cita pasa a ser nula. Otro caso parecido es el de Winston Smith, personaje principal de “1984”, que se ve sometido a la habitación 101, espacio de tortura, donde los sospechosos son sometidos a aquello que les causa más terror, en el caso de Smith son las ratas. La tortura se lleva a cabo a través de la utilización de una jaula llena de ratas hambrientas. Dicha jaula está construida para adaptarse a la cabeza de la víctima, como una máscara, a través de unos resortes con los cuales se  da paso a las ratas para que le devoren el rostro. En esta habitación Winston es torturado hasta que su forma de pensamiento, o mente son lavados y cambiados, para así convertirse en un ser manipulado por Las circunstancias en las que vive, comandada por los líderes que la rigen, especialmente el “Gran Hermano”, durante la tortura Smith llega a un punto de desesperación y terror, en el cual el tiempo y el espacio pierden su valor y se desmaterializan, llevando a este personaje al punto de la alucinación, luego de expresar eufóricamente que ansiaba que las torturas a las que estaba siendo sometido se las hicieran a su “pareja” Julia, este estado de alucinación y pérdida de la noción el tiempo se ven expresados en la siguiente cita,” Estaba cayéndose hacia atrás, hacia una enorme profundidad, lejos de las ratas. Todavía permanecía atado a la silla, pero había caído a través del suelo, de los océanos, de la atmósfera, hacia el espacio exterior, hacia los abismos estelares, lejos, lejos, muy lejos de las ratas. Estaba a años luz de distancia, sin embargo, O’ Brien seguía parado a su lado.”[3], claramente esta cita afirma lo postulado anteriormente, aunque Smith sigue atado a la silla de tortura, él pierde la percepción del tiempo ya nombrada, estancándose en una realidad inexistente ideada por su imaginación alucinando y percibiendo estas sensaciones que lejos estaban del tiempo y situación real. En ambas novelas podemos apreciar que es a través de una habitación en la cual los personajes pierden a la noción del tiempo debido al aislamiento al que ambos se ven sometidos, en la cual el tiempo como tal pierde su valor y dejando de ser un factor importante.

   A modo de conclusión cabe destacar que ambos personajes, tanto Samsa como Smith pierden la noción del tiempo y el valor de este en el cúlmino de etapas, en la del primero la de la vida y en el caso del  segundo en su etapa de rebeldía. En las dos novelas el tiempo se estanca debido al aprisionamiento al cual se ven sometidos estos personajes, que trae como consecuencia  la pérdida de la percepción del presente, pasado y futuro o también denominado, ayer, hoy y mañana, para así llevar a los personajes a un estado de aislamiento en el cual el tiempo ya no es tomado en cuenta pasando así a planos inferiores sin importancia, a diferencia de lo que el mundo y la sociedad plantea hoy e día donde el tiempo es muy importante y se tiene que estar plenamente conciente de él para que así respectivamente se este alerta del mundo y los acontecimientos, pero que como ocurre con Winston y Gregorio ambos pierden esta conciencia que los mantenía conectados con la realidad y los entornos que los rodeaban, en el caso de Samsa este se resignó a la inconciencia y se delegó al estancamiento que finalmente culmino con su vida, tanto por medios externos como internos, y Winston que pierde la lucidez llegando a alucinar debido a las circunstancias a las cuales se había sometido en la habitación 101, donde finalmente se acaba con su rebeldía y su persistencia en el pensamiento diferente, transformándose así en uno mas de la masa, o sea en resumidas cuentas como la novela lo dice en dejar de existir, por lo que el tiempo estancado presente en ambas obras finalmente termina por dejar nada mas que negativas consecuencias para ambos personajes.   
        





















Bibliografía:
- “La Metamorfosis y otros relatos”, Franz Kafka, Edición Zig-Zag, 2009.


- “1984”, George Orwell,  Edición Zig-Zag, 2005.




[1] Kafka, Franz. “La Metamorfosis”. Ed. Zig-Zag, 2009. P. 13.
[2] Kafka, Franz. Op. Cit. (1). P. 55.
[3] Orwell, George. “1984”. Ed. Zig-Zag, 2005. P. 296.

No hay comentarios:

Publicar un comentario